Cómo proyectar imágenes en la pared desde el teléfono

Cuando se dispone de un buen proyector, proyectar imágenes es naturalmente muy sencillo.

Si eres un gran aficionado al cine o simplemente quieres resaltar los detalles más pequeños de la imagen en una pantalla, la idea de tener un proyector es muy atractiva.

Pero, ¿y si no puedes permitirte un proyector ahora mismo? Pues bien, aún puedes mantener vivos tus sueños de proyectar proyectando una imagen en la pared con un smartphone o una linterna.

En realidad no es tan difícil como parece y ofrece una imagen proyectada bastante decente. Pero, ¿cómo se hace exactamente? Averigüémoslo.

Utilizar una linterna para proyectar una imagen

Para proyectar una imagen en una pared con una linterna, basta con apuntar la linterna a la pared y cubrir la parte frontal de la linterna con una lente Fresnel, o lente de aumento.

A continuación, enciende la luz para que brille a través de la lente y ¡voilá! La imagen se proyectará en la pared.

También tendrás que ajustar la posición del objetivo para que pueda enfocar la imagen. Tendrás que ajustar el objetivo hasta que consigas la calidad y el tamaño de imagen que deseas.

Utilizar un smartphone para proyectar una imagen

No cabe duda de que los teléfonos inteligentes han evolucionado enormemente con el paso de los años, y pueden hacer mucho más que llamar y darnos acceso a Internet.

Sin embargo, puede que a algunos les sorprenda saber que también se puede utilizar el smartphone para proyectar imágenes en una pared.

Sin embargo, es importante destacar que ningún smartphone tiene una configuración de proyector ya incorporada.

Sin embargo, con unos pocos retoques, puedes transformar tu smartphone en un proyector de bricolaje.

Qué necesita

  • Una caja de zapatos.
  • Un cepillo
  • Pintura negra mate, o si no puedes adquirirla, papel negro grueso.
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Pegamento
  • Una lupa
  • Espejo
  • Lápiz
  • Cuchillo/tijeras de precisión
  • Regla

Paso 1: Encontrar la caja y el espejo adecuados

Tendrás que colocar el espejo y la lente de aumento en la caja para que el rayo de luz del teléfono cree una imagen grande proyectada en la pared.

Para obtener una imagen final brillante, es necesario que llegue mucha luz a la lupa.

Además, necesitarás una caja bastante larga para poder cambiar la distancia entre el teléfono y la lente de proyección.

Por lo general, necesitará una caja que se ajuste a su pantalla. También necesitarás un espejo rectangular liso del mismo tamaño que tu smartphone.

Paso 2: Oscurecer el interior para obtener la mejor calidad de imagen

Con un cuchillo de precisión o unas tijeras, corta un lado estrecho de la caja exterior y la tapa de la caja.

La luz que se refleja en las paredes de la caja creará un ruido de imagen que reducirá la calidad de la imagen.

Para evitarlo, recubra el interior del proyector con papel negro mate, simplemente pegando papel negro mate en el interior del proyector.

Es bastante sencillo extender uniformemente el pegamento sobre el papel mate con un pincel.

Si no puedes conseguir papel negro mate, también puedes pintar la caja y dejar que se seque.

Paso 3: Instale la lente

Saca el mango de la lupa antes de trazar el contorno en el centro del lado estrecho que has recortado.

Con un cuchillo de precisión, recorta el contorno para poder encajar la lupa en la abertura.

Paso 4: Cree un foco que pueda ajustar manualmente

Paso 4: Cree un foco que pueda ajustar manualmente

El enfoque ajustable permite mover el objetivo con el smartphone. Puedes mejorar el enfoque construyendo una segunda caja que encaje en la caja exterior.

Cuando hayas creado una segunda caja, también tendrás que doblar cuatro hojas de papel negro que quepan en el borde de la caja. Para asegurarte de que tus medidas son precisas, utiliza una regla.

A continuación, haz unos cortes no demasiado profundos en uno de los bordes y dobla las solapas.

Con un poco de pegamento añade los lados opuestos de las solapas para que la caja sea más sólida. Por último, pega la lente a las solapas interiores de la caja.

Paso 5: Coloque el espejo en el proyector de teléfono de cartón

Ahora ya tienes un proyector que proyecta una imagen de izquierda a derecha y que también se puede poner boca abajo.

Es muy fácil dar la vuelta a la imagen. Solo tienes que desactivar los ajustes de rotación automática del teléfono.

La proyección de la imagen de izquierda a derecha se puede hacer con un espejo, lo que se consigue situando el espejo en un ángulo de 45 grados.

El espejo debe apoyarse en el borde opuesto al objetivo.

Paso 6: Hacer una ventana

Mide la pantalla de tu teléfono y utiliza estas medidas para dibujar un rectángulo en la tapa del proyector, encima del espejo.

Con un cuchillo de precisión se puede retirar el rectángulo.

Por último, coloca la lupa en la abertura que hiciste en el tercer paso del proceso, ¡y ya está!

¡Un proyector de teléfono de bricolaje! También puedes personalizar tu proyector de teléfono con pintura de distintos colores y algún material brillante.

Reflexiones finales

En muchos lugares de trabajo o espacios públicos, un proyector es un equipo crucial sin el que muchas organizaciones estarían perdidas.

Sin embargo, tener un proyector es una forma divertida de inyectar un poco de emoción a la noche de cine, pero no es necesario salir y comprar un proyector caro para hacer esto.

Esperamos que nuestro artículo te haya mostrado lo fácil que es proyectar una imagen en una pared con un teléfono o una linterna.

Si te gusta el bricolaje o las manualidades, construir tu propio proyector con tu smartphone es un proyecto divertido y sencillo que puedes hacer solo o con amigos.

Por supuesto, no tiene exactamente la calidad de un proyector real, pero sigue siendo una forma divertida de disfrutar de una noche de cine. ¿Por qué no probarlo? No tienes nada que perder.

¿Cuántos lúmenes tiene un proyector para exteriores?

Los proyectores de exterior son una forma estupenda de convertir su patio en su propio cine al aire libre.

Sin embargo, si piensa utilizar un proyector para exteriores, es importante asegurarse de que tiene suficientes lúmenes para realizar el trabajo.

Si no está familiarizado con el número de lúmenes de un proyector exterior puede ser difícil saber por dónde empezar. Por suerte, nosotros hemos hecho el trabajo duro por usted.

En esta práctica guía, te explicamos cuántos lúmenes necesita tu proyector de exterior y cuál es la mejor configuración para convertir tu jardín en un cine en casa.

¿Qué es realmente un lumen?

Antes de analizar cuántos lúmenes necesita un proyector para exteriores, es importante entender qué es exactamente un lumen.

Los lúmenes son medidas de la luz visible, y los lúmenes más altos producen una luz más brillante que los lúmenes más bajos.

Un solo lumen equivale aproximadamente a la llama de una vela; por su parte, una bombilla estándar de 60 vatios produce unos 800 lúmenes, y un proyector industrial puede producir entre 5.000 y 20.000 lúmenes.

En los proyectores, los lúmenes desempeñan un papel fundamental no sólo en la luminosidad de la imagen proyectada, sino también en la claridad y la intensidad del color.

Obviamente, esto es muy importante a la hora de proyectar una película, y el número de lúmenes que produzca el proyector desempeñará un papel fundamental en la calidad general de la proyección.

Esto es especialmente importante para proyección exterior . Cuando se proyecta de noche o en la oscuridad, se pueden utilizar lúmenes más bajos porque el proyector tiene que enfrentarse a menos luz.

Durante el día, necesitará un proyector con más lúmenes, ya que tendrá que competir con las fuentes de luz natural, y las imágenes con menos lúmenes acabarán viéndose descoloridas y muy difíciles de ver.

¿Cuántos lúmenes debe tener un proyector para exteriores?

Ahora que ya sabemos lo que son los lúmenes, veamos cuántos lúmenes necesita un proyector de exterior.

Normalmente, los proyectores para exteriores tienen entre 2.000 y 3.000 lúmenes, y algunos pueden llegar hasta los 5.000 lúmenes.

Alrededor de 2.000-2.500 lúmenes es el mínimo requerido para los proyectores de exterior, lo que le permitirá obtener una imagen clara y nítida sin ninguna interferencia de otras fuentes de luz (como el sol o cualquier lámpara o bombilla externa).

Por debajo de este valor, la imagen proyectada puede quedar desvaída y desaturada, y los tonos más claros, en particular, pueden ser más difíciles de distinguir, si es que son visibles.

Si busca un proyector de exterior para ver películas o algo similar, 3.000 lúmenes es un buen punto de partida.

Esto le proporcionará una gran calidad de imagen constante, especialmente después de la puesta de sol, cuando el proyector no tiene que luchar contra la luz del día.

Sin embargo, un proyector de 3.000 lúmenes también puede utilizarse durante el día.

Siempre que no sea especialmente brillante, estos proyectores podrán proyectar sus imágenes sin interferencias ni problemas de contraste o baja nitidez.

En general, los proyectores para exteriores funcionan mucho mejor cuando oscurece que durante el día.

Si quieres utilizar el proyector antes de que se ponga el sol, necesitarás un proyector que tenga un mínimo de 2.500 lúmenes (aunque lo ideal es un mínimo de 3.000 lúmenes para obtener imágenes nítidas y claras).

De lo contrario, no podrá aprovechar todo el potencial de su proyector.

Del mismo modo, el tamaño de la pantalla sobre la que se proyecta también es un factor importante. Una pantalla más grande requiere más lúmenes, ya que tendrás que colocar el proyector más atrás.

Si quieres mantener una imagen nítida con un buen contraste, necesitas que tu pantalla esté a la altura del proyector.

Un proyector de 3.000 lúmenes funciona mejor para pantallas de 127 ó 169 pies, y cualquier pantalla más grande necesitará un proyector con más lúmenes.

Si ya tienes tu pantalla de proyector, debes elegir un proyector que se adapte a su tamaño.

¿Cuál es la mejor configuración para un proyector de exterior?

What’s The Best Setup For An Outdoor Projector?

Vale, ya hemos visto cuántos lúmenes tiene tu proyector de exterior. Pero, ¿cuál es exactamente la mejor configuración para tu proyector de exterior?

Los principales componentes que necesitará para su proyector de exterior son el propio proyector y la superficie sobre la que proyectará.

La mejor superficie para ello es una pantalla de proyector adecuada, que le proporcionará la mejor calidad de imagen sin afectar en modo alguno al color ni al contraste.

Sin embargo, también puede utilizar una pared plana en blanco, como un muro exterior de un jardín o el lateral de un edificio.

Es mejor evitar cualquier superficie con colores o texturas incoherentes; por ejemplo, las paredes pintadas o los listones de una valla pueden afectar al color y distorsionar la proyección, empeorando la imagen proyectada.

Como ya hemos dicho, la posición del proyector depende de su potencia en lúmenes y del tamaño de la pantalla.

Si tiene una pantalla más grande, tendrá que colocar el proyector de exterior más atrás, por lo que necesitará más lúmenes para mantener una imagen nítida.

Para evitar sombras y siluetas que oscurezcan la pantalla, levanta el proyector del suelo y coloca los asientos a ambos lados del mismo.

Un simple trípode para la cámara es una buena forma de hacerlo.

Ninguna experiencia cinematográfica estaría completa sin un sistema de sonido adecuado. Por suerte, el uso de un proyector para exteriores facilita la creación de un sonido excelente.

Colocar unos altavoces externos básicos alrededor de la zona de asientos te permitirá crear fácilmente un efecto de sonido envolvente.

Esto es aún más fácil de hacer con los altavoces Bluetooth, a la vez que se elimina la necesidad de tener un montón de cables por todas partes.

Con un poco de creatividad y algo de práctica, ¡podrás convertir tu proyector de exterior en un gran cine al aire libre en un abrir y cerrar de ojos!

Reflexiones finales

Ahí lo tienes. Ahora ya sabes cuántos lúmenes necesitas para sacar el máximo partido a tu proyector de exterior tanto de día como de noche, así como la mejor forma de configurarlo para disfrutar de un gran cine al aire libre.

Proyectores para exteriores son la forma perfecta de convertir su jardín en su propio cine en casa y ahora que ya sabe cuántos lúmenes necesitará de su proyector para exteriores, lo único que tiene que hacer es probarlo usted mismo.

¡Que aproveche!

Cómo conectar el iPad al proyector

Buscador de proyectores Â> Blog

En general, las pantallas del iPad tienen el tamaño ideal para nuestra vida cotidiana.

Ya sea para ponernos al día con el último episodio de nuestra serie favorita, consultar el correo electrónico, jugar a nuestros juegos favoritos o enviar Facetimings a la familia, la pantalla del iPad tiene el tamaño perfecto.

Sin embargo, hay algunas actividades que no se adaptan a una pantalla tan pequeña.

Por ejemplo, si tienes que hacer una presentación en el trabajo, la pequeña pantalla de tu iPad no te servirá, sobre todo si tienes que hacerla ante grupos grandes.

Por suerte, podemos conectar nuestros iPads a un proyector antes de proyectar la pantalla en un monitor más grande.

Para ayudarte a conectar tu iPad a un proyector, en este post te mostraremos las formas más rápidas, sencillas y sin complicaciones de conectar ambos dispositivos.

Si esto es algo que necesitas aprender, ¡no dejes de seguir leyendo!

Cómo conectar el iPad a un proyector mediante un cable

Si ya tienes el equipo adecuado, la forma más sencilla de conectar tu iPad a un proyector es, con diferencia, utilizando un cable.

Para ello, utiliza los puertos de cable que ya debería tener tu proyector.

Normalmente, un proyector tendrá un puerto HDMI y otro VGA. Si tu proyector dispone de alguno de ellos, podrás conectar los dos dispositivos sin esfuerzo.

De los dos tipos de cables, la mejor opción es probablemente un cable HDMI.

La razón es muy sencilla. Los cables HDMI admiten audio y vídeo, mientras que los VGA no. Los cables VGA sólo admiten vídeo.

Para que este método funcione, primero tienes que asegurarte de que tienes un adaptador que te permita conectar el cable a tu iPad. Puedes encontrar un montón de opciones en Amazon.com.

Vale la pena señalar que youll necesita el tipo correcto de adaptador en función de su iPad. La mayoría de los iPads tienen puertos relámpago, por lo tanto youll necesita un adaptador de iluminación.

Algunos modelos más nuevos pueden tener un puerto USB-C, por lo que es posible que necesites un adaptador USB-C en su lugar.

Una vez que tengas el adaptador y uno de los cables, sólo tienes que poner uno de los cables en el proyector y el otro extremo con el adaptador en tu iPad.

Todo lo que tienes que hacer es seleccionar la fuente correcta en el proyector, si éste no lo ha hecho ya por ti.

Cómo conectar el iPad a un proyector con un solo cable

Dependiendo del tipo de iPad que tengas y de la marca del proyector, también es posible conectar tu iPad a un proyector sin necesidad de un adaptador.

Para que funcione, necesitarás un iPad con puerto USB-C. El proyector también tendrá que tener un puerto USB-C.

Este método no lo utiliza mucha gente, ya que necesita que algunas cosas se den a la perfección.

Sin embargo, si eres uno de los afortunados que poseen dos dispositivos compatibles con puertos USB-C, conectar los dos dispositivos es cuestión de segundos.

Si estás buscando un proyector o iPad que tenga capacidades de puerto USB-C, querrás buscar cuidadosamente el modelo adecuado.

Los modelos más nuevos de iPad suelen tener un puerto USB-C, por lo que necesitarías un cable USB-C de doble punta para que este método funcione.

Si no tienes uno, simplemente busca un modelo antiguo de iPad que tenga un puerto de iluminación.

Marcas de proyectores como ViewSonic tienden a incluir un puerto USB-C en el diseño de sus proyectores, por lo que quizá quieras echarles un vistazo antes.



Para conectar los dos dispositivos entre sí, basta con insertar el extremo USB-C del cable en el proyector y el extremo de iluminación del cable en el iPad.

Si tienes un cable USB-C de doble extremo, solo tienes que insertar un extremo en el iPad y otro en el proyector.

El proyector mostrará entonces la pantalla de tu iPad.

Cómo conectar de forma inalámbrica el iPad a un proyector

También es posible conectar el iPad al proyector de forma inalámbrica. Este método es muy práctico, porque los cables pueden resultar bastante incómodos a veces, sobre todo para hacer presentaciones.

Conectar tu iPad de forma inalámbrica también te evita tener que llevar cables a la oficina.

Para conectar tu iPad a un proyector de forma inalámbrica, tendrás que gastar algo de dinero, a menos que ya tengas un Apple TV Box.

Para que este método funcione, necesitarás un Apple TV Box y un cable HDMI.

Si no tienes un Apple TV Box, tendrás que seguir un método diferente. Puedes comprar un Apple TV Box en Amazon.com.

Cuando tengas el Apple TV box y un cable HDMI, conecta primero ambos al proyector.

Para ello, inserta un extremo del cable HDMI en el puerto HDMI del Apple TV. Inserta el otro extremo del cable en el puerto HDMI del proyector.

Una vez hecho esto, conecta el Apple TV a una fuente de alimentación y enciéndelo.

Si el Apple TV no se muestra automáticamente en el proyector, búscalo en el menú de fuentes y selecciónalo.

Ahora tienes que asegurarte de que el iPad y el Apple TV están conectados a la misma red WiFi.

Cuando lo estén, puedes deslizar el dedo hacia arriba en la parte inferior de la pantalla de tu iPad para que aparezca un menú que dice screen mirroring. Todo lo que tienes que hacer ahora es seleccionar la opción Apple TV.

Reflexiones finales

En este post, te hemos mostrado tres formas diferentes de conectar tu iPad a un Apple TV.

Aunque los métodos difieren ligeramente, todos son bastante similares en el sentido de que todos requieren piezas específicas de equipo eléctrico para funcionar.

Antes de leer los tres métodos, ¿te habías dado cuenta de lo fácil que es conectar un iPad a un proyector? Si no, espero que ahora sí.

Ahora sólo tienes que seleccionar el método que más te convenga y conectar tu iPad al proyector.

Cómo conectar la barra de sonido al proyector

Buscador de proyectores Â> Blog

Los proyectores son un equipo muy útil para tener en casa.

Tanto si quieres que tu salón parezca una sala de cine como si quieres hacer una presentación en la oficina, vienen con un montón de funciones geniales que nos ofrecen un sinfín de posibilidades.

Los proyectores también pueden conectarse a otros aparatos eléctricos, como un iPad, un smartphone o un portátil, pero ¿sabía que también puede conectar su barra de sonido al proyector?

Conectar la barra de sonido a un proyector mejora el sonido de lo que se está viendo, así que tiene sentido hacerlo.

Hay muchas formas diferentes de conectar una barra de sonido a un proyector y queremos mostrarte las mejores.

En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber para conectar los dos dispositivos rápidamente.

Pasemos directamente a la acción.

Opciones disponibles

Las barras de sonido y los proyectores vienen con una amplia gama de opciones de conectividad.

Cada proyector viene con una serie de entradas y salidas de audio y vídeo que permiten conectar dispositivos.

Tu barra de sonido también tendrá una serie de puertos que te permitirán conectar el aparato a otros dispositivos.

Gracias a estas opciones de conectividad, tenemos un abanico de opciones para elegir a la hora de conectar ambos dispositivos.

Sin embargo, querrá encontrar el que mejor se adapte a sus necesidades y requisitos.

Para ello, es necesario comprender los distintos tipos de conexiones que podemos utilizar. Comprendiéndolo, podrás elegir la opción que te ofrezca los mejores resultados.

A continuación, encontrará las diferentes opciones de conectividad que podemos elegir.

HDMI

Los cables HDMI son increíblemente versátiles y nos permiten conectar entre sí la mayoría de los dispositivos en cuestión de segundos.

Aunque se suele utilizar para conectar una videoconsola a un televisor, el cable HDMI también sirve para conectar una barra de sonido a un proyector.

Este cable ofrece una gran calidad de audio.

SPDIF

Un cable SPDIF es un tipo de cable de audio digital que utiliza una conexión TOSLINK o RCA.

La calidad de audio de este tipo de cable también es muy buena. Esta opción suele ser la mejor opción cuando la barra de sonido no tiene puerto HDMI.

Bluetooth

Bluetooth no requiere cables para conectar la barra de sonido a un proyector.

En su lugar, utiliza una conexión inalámbrica para conectar los dos dispositivos. Esto puede ser muy útil cuando no tienes los cables necesarios a mano.

Para que esta opción funcione, el proyector y la barra de sonido deben disponer de Bluetooth.

Conexión de la barra de sonido y el proyector mediante HDMI

Utilizando un HDMI para conectar la barra de sonido al proyector es, con diferencia, la mejor opción.

Además de ofrecer la mejor calidad de sonido a través de dos canales de audio diferentes, el método utilizado para conectar los dos dispositivos con este cable es increíblemente sencillo.



Cabe señalar que, para que el método del cable HDMI funcione, el proyector necesitará un puerto HDMI (salida) y la barra de sonido necesitará un puerto de entrada HDMI.

Sigue los pasos que se indican a continuación para conectar los dos dispositivos:

  1. Asegúrate de que tanto el proyector como la barra de sonido están apagados.
  2. Inserte un extremo del cable HDMI en el puerto de salida del proyector.
  3. Coge el otro extremo del cable HDMI e introdúcelo en el puerto de entrada de la barra de sonido.
  4. Una vez hecho esto, puedes conectar tu dispositivo multimedia. Puede ser un portátil, un teléfono, un iPad o un reproductor de Blu-ray.
  5. Enciende todos los dispositivos.
  6. Los dos dispositivos deberían estar ahora conectados. Lo único que tienes que hacer ahora es configurar el audio del proyector en HDMI (salida) y el audio de la barra de sonido en HDMI (entrada).

Conexión de la barra de sonido y el proyector mediante SPDIF

A continuación, tenemos el método SPDIF. SPDIF es un tipo de conexión digital, que necesita TOSLINK o RCA conexiones para trabajar.





Este método es al que recurre la mayoría de la gente si se da cuenta de que su proyector o barra de sonido no tiene un puerto HDMI.

Antes de utilizar este método para conectar los dos dispositivos, es importante comprobar la entrada y la salida de la barra de sonido y el proyector.

Al hacerlo, se confirmará si los dos dispositivos son compatibles.

Es bueno saber que SPDIF puede utilizar conectores RCA redondos y conectores TOSLINK cuadrados.

Sigue los pasos que se indican a continuación para conectar los dos dispositivos:

  1. Asegúrate de que ambos dispositivos están apagados.
  2. Inserte el extremo del conector TOSLINK o RCA en el puerto de salida del proyector.
  3. Inserta el otro extremo en el puerto de entrada de la barra de sonido.
  4. Ahora puede conectar su dispositivo o dispositivos multimedia al proyector.
  5. Enciende tus dispositivos.
  6. Si es necesario, cambie la salida de audio del proyector a salida óptica, SPDIF o digital y coloque la entrada de la barra de sonido en el puerto de entrada necesario.

Conexión de la barra de sonido y el proyector mediante Bluetooth

Si la barra de sonido y el proyector tienen Bluetooth, puedes conectarlos fácilmente sin cables.

Los cables pueden ser bastante restrictivos, por lo que eliminarlos por completo facilita mucho las cosas, sobre todo si haces presentaciones en el trabajo.

La calidad del sonido no siempre es tan buena con este método, pero si necesitas una solución rápida puede ser ideal. Eso sí, prepárate para experimentar algunas inconsistencias.

Sigue los pasos que se indican a continuación para conectar los dos dispositivos:

  1. Para empezar, enciende la barra de sonido y activa el modo de emparejamiento.
  2. Ve a los ajustes del proyector, activa la función Bluetooth y busca tu barra de sonido.
  3. En tu barra de sonido, acepta la solicitud de conectar los dos dispositivos.
  4. Si es necesario, introduzca el código de emparejamiento.
  5. Los dos dispositivos deberían estar ahora conectados. En el futuro, deberían conectarse automáticamente cuando se active Bluetooth.

Reflexiones finales

Tres formas rápidas y sencillas de conectar una barra de sonido a un proyector.

Ahora que ya conoces los tres métodos que hemos descrito, deberías saber exactamente cómo conectar tus dos dispositivos.

Utilizar un cable HDMI es sin duda la mejor forma de conectar los dos dispositivos, pero si no tienes uno en casa, los otros dos métodos son perfectos.

Ahora sólo queda sacar los cables o activar el Bluetooth y conectar la barra de sonido y el proyector.

Si sigues nuestros métodos al pie de la letra, dispondrás de audio de alta calidad en un abrir y cerrar de ojos.

Cómo hacer un proyector casero con un espejo

Buscador de proyectores Â> Blog

Lo crea o no, no tiene por qué desembolsar cientos de dólares en el último y mejor proyector para disfrutar de una experiencia de cine en casa.

Con un poco de imaginación y una planificación cuidadosa, es posible crear un proyector de bricolaje desde la comodidad de su propia casa, ¡y estamos aquí para mostrarle cómo!

Los proyectores caseros son una solución de visualización rápida que se puede configurar en cuestión de minutos, y pueden ser una gran manera de seguir disfrutando de sus programas de televisión y películas favoritas en la pantalla grande, ¿y lo mejor?

Sólo necesitarás unos pocos elementos para montarlo todo.

Aquí es donde entramos nosotros para echar una mano.

Tanto si tienes un presupuesto limitado como si simplemente quieres probar a fabricar tu propio proyector, sigue leyendo cuatro de nuestras sencillas y fáciles instrucciones sobre cómo fabricar un proyector con un espejo.

Cómo hacer un proyector casero: Instrucciones paso a paso

Reúna sus suministros

Lo primero es lo primero, al igual que con cualquier otro tipo de proyecto de bricolaje, vas a querer empezar por asegurarte de que tienes todos los suministros que vas a necesitar para hacer tu proyector casero.

Aquí tienes un desglose rápido de lo que necesitas:

  • Un espejo (pequeño-mediano)
  • Teléfono inteligente
  • Lupa
  • Caja de cartón
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Papel negro mate
  • Cinta

Preparar la caja de cartón

Una vez que hayas reunido todos los materiales que vas a necesitar para fabricar tu proyector casero, tendrás que empezar a preparar la caja para que el espejo pueda encajar en su interior.

Coge tu caja de cartón (lo ideal es que elijas una caja de zapatos, ya que tiene un tamaño perfecto) y recorta las dos solapas de cartón situadas en la parte superior de la caja de cartón.

Esto le permitirá acceder fácilmente y sin restricciones al interior de la caja de cartón que esté utilizando. Le recomendamos que guarde las piezas que haya cortado.

Oscurecer el interior

Una vez que hayas cortado la caja de cartón, puedes seguir adelante y oscurecer el interior de la caja de cartón utilizando el papel negro mate que has reunido.

Para ello, coge el papel y utiliza la cinta adhesiva para pegar el papel negro al interior de la caja de cartón hasta cubrirla por completo.

Esta es la forma más rápida y eficaz de oscurecer el interior de tu caja de cartón, sin embargo, ten en cuenta que puedes hacerlo de la forma que más te guste.

Por ejemplo, si no desea utilizar papel negro mate, puede optar por utilizar pintura negra.

Sin embargo, ten en cuenta que si quieres utilizar pintura para oscurecer el interior de tu caja de cartón, entonces vas a tener que darle a la pintura el tiempo adecuado para que se seque antes de proceder al siguiente paso.

Como nota al margen, si utiliza papel oscuro para forrar el interior de su caja de cartón, asegúrese de utilizar papel mate en lugar de brillante.

Esto se debe a que el papel satinado puede hacer que la proyección sea borrosa.

Crear la lente

Ahora que la caja de cartón está lista, puedes proceder a crear la lente. Para ello, coge uno de los trozos de cartón que cortaste previamente y haz un pequeño agujero en el centro.

Para hacerlo correctamente, coge la lupa que hayas elegido y colócala sobre la parte superior para poder cortar un orificio que se ajuste a tu lupa.

Una vez hecho esto, saca la lente de la lupa e introdúcela en el orificio para crear la lente.

Tu objetivo tendrá que estar apoyado dentro de la caja de cartón más grande, por lo que necesitarás estabilizarlo.

Para ello, te recomendamos que cojas los restos de papel negro y los dobles para crear una forma rectangular.

Una vez hecho esto, puedes pegarlo con cinta adhesiva a la parte posterior de la lente, lo que ayudará a crear una forma de caja/rectangular.

Countdown Three

Hacer el espejo

A continuación, tendrás que hacer el espejo para completar tu proyector.

Es muy sencillo, ya que lo único que tienes que hacer es introducir el espejo que hayas elegido directamente en la caja de cartón grande.

Lo ideal es que coloques el espejo hacia la parte posterior de la caja, de modo que quede alineado con la lente que has colocado previamente dentro de la caja.

Para obtener los mejores resultados cuando empieces a proyectar, te recomendamos que coloques el espejo en un ángulo de unos 45 grados, aunque esto depende totalmente de ti.

Prepara tu teléfono.

Por último, pero no por ello menos importante, lo último que tendrás que hacer es configurar tu smartphone para que puedas empezar a reproducir tu programa de televisión o película favorita.

Para ello, tendrás que hacer con cuidado un agujero en el interior de la tapa de la caja de cartón.

Sin embargo, ten cuidado de no cortar un agujero que sea más grande que tu teléfono, ya que no quieres que tu teléfono caiga accidentalmente dentro de la caja, en cambio, quieres que esté elevado por encima de la lente y el espejo para que el proyector funcione.

Una vez que hayas hecho esto con éxito, todo lo que vas a necesitar hacer es simplemente cerrar la tapa y colocar el teléfono en la parte superior de la misma.

Entonces, ¡podrás empezar a proyectar tus series y películas favoritas!

Conclusión

¡Aquí lo tienes! Como puedes ver, crear un proyector casero desde cero es bastante fácil de hacer, y siguiendo estos pasos que hemos compartido, tendrás tu propio proyector en muy poco tiempo.

Gracias por leerme.

¿Cómo organizar una noche de cine?

Buscador de proyectores Â> Blog

No se trata de una noche de cine normal y corriente, como las que se celebran cada noche al encender la tele. Esta noche de cine es una ocasión especial que parece haber llevado horas de planificación. Cuando, en realidad, sólo se necesitan unos minutos, los aperitivos perfectos y algunos amigos o tu pareja para convertirla en una fiesta.

A continuación te explicamos cómo convertir una noche de cine normal en una noche inolvidable.

1. ¿Qué película merece la pena ver?

Elegir la película es uno de los aspectos más importantes. Marca el tono de toda la fiesta del cine. Puede que tengas la tentación de elegir tu película favorita, pero elegir una opción que guste a todos es clave. Por ejemplo, si estás planeando una velada romántica, querrás disfrutar de una película romántica o de una comedia romántica. Quizá una divertida película de animación sea la mejor opción para un evento familiar.

Es importante considerar detenidamente el ambiente que desea crear durante esta velada. La buena noticia es que hay muchos géneros entre los que elegir para ambientar a la perfección su noche de cine. Terror, ciencia-ficción, romántica, drama... hay muchas opciones disponibles.

Con los servicios de streaming, elegir una película es mucho más fácil, ya que hay más opciones dentro de cada género. Algunos de los servicios de streaming más populares entre los que puedes elegir son:

  • Netflix
  • Amazon Prime/Prime Video
  • HBO max
  • Hulu
  • Disney plus
  • Sling tv

2. ¿Proyector o televisor?

Claro, puedes ver la tele como cualquier otra noche. O puedes comprar un proyector para que tus noches de cine sean aún más mágicas. Si bien la compra de un proyector puede infundir miedo en su corazón, o al menos preocupación en su cartera, vale la pena señalar que cada vez más... proyector económica en los últimos años.

Sea cual sea su presupuesto, dispondrá de muchas opciones.

Los proyectores no sólo crean una experiencia más cercana a la de una sala de cine, sino que muchos de ellos son fácilmente transportables, por lo que puede llevarse la noche de cine al patio trasero, a la azotea, etc. Mientras que los televisores no pueden trasladarse a estos lugares adicionales. Además, los proyectores ofrecen una pantalla grande más grande para ver una película, por lo que estará más inmerso en la experiencia.

Además, puede que no necesites una pantalla de verdad. Mucha gente cuelga sábanas blancas para utilizarlas como pantalla de cine. Funcionará igual de bien cuando transmitas desde tu dispositivo móvil al proyector y a tu pantalla casera.

3. ¡Hora de la merienda!

No puede haber una noche de cine perfecta sin un tentempié. Por supuesto, lo primero que nos viene a la cabeza son las palomitas. Aunque puedes meter una bolsa en el microondas y dar por terminada la velada, si los aperitivos están relacionados con el tema, la noche de cine pasará a otro nivel.

También puedes cocinar las palomitas en el horno y crear diferentes versiones, como palomitas con hierbas o palomitas de maíz, para darle un toque divertido a este aperitivo clásico de las noches de cine.

Una de las mejores opciones para una noche romántica es crear una tabla de embutidos o de quesos que maride bien con tu tipo de vino favorito. Prueba a preparar un plato de frutas para una noche de chicas y marídalo con sabrosos cócteles.

También puedes hacer la comida más elegante para una cita nocturna o una noche de chicas. Crear un puesto de tacos es una forma estupenda de hacerlo. Como consejo, utilizar Academia de cuchillos te ayudarán a crear las lonchas de carne perfectas para los tacos y a cortar el queso adecuadamente.

Aprovecha el ambiente que hayas creado con la película y la zona de visionado para inspirar tus opciones de aperitivos. ¿Ves una película francesa? Prueba a servir cruasanes y chocolate caliente.

4. Ubicación, ubicación, ubicación

Una parte importante de una noche de cine es elegir el lugar perfecto. Para una noche romántica, puedes instalar un proyector portátil y un altavoz Bluetooth en el dormitorio, el lugar ideal para acurrucarse.

O quizá puedas organizar una noche de cine en el patio de tu casa. Esta noche de cine al aire libre puede convertirse en un picnic romántico con luces y una manta. Es más acogedor que ir al cine al aire libre. Cada lugar ayuda a reforzar el tema de la ocasión.

A continuación te ofrecemos algunas opciones para crear ambiente:

  • Sofá para un ambiente más relajado
  • Dormitorio/colchón para una velada romántica
  • Patio trasero para una reunión, una noche de cine en familia o una velada romántica
  • Cocina para que puedas crear comida mientras ves una película centrada en la comida
  • Fortaleza improvisada para una noche de cine de ensueño o con niños.

5. Código de vestimenta

Si vas al cine con tu pareja o tus hijos, el pijama suele ser la mejor opción. Sin embargo, si eres el anfitrión de una noche de cine más multitudinaria, quizá quieras vestirte de acuerdo con la película y el ambiente.

Por ejemplo, si estás viendo una película romántica, llevar un vestido o unos vaqueros más bonitos y un top te hará sentir más como si estuvieras en una cita.

Con los consejos anteriores, estarás preparado para disfrutar de una de las mejores noches de cine. Un poco de previsión y planificación marcan una gran diferencia a la hora de crear el ambiente adecuado. Prepara la ropa, los aperitivos y el proyector, y ya estarás en camino de disfrutar de una noche de cine especial que ni tú ni tus seres queridos olvidaréis.

Consulte nuestra guía sobre Cómo hacer un proyector casero con un espejo