Cómo proyectar imágenes en la pared desde el teléfono

Cómo proyectar imágenes en la pared desde el teléfono

Cuando se dispone de un buen proyector, proyectar imágenes es naturalmente muy sencillo.

Si eres un gran aficionado al cine o simplemente quieres resaltar los detalles más pequeños de la imagen en una pantalla, la idea de tener un proyector es muy atractiva.

Pero, ¿y si no puedes permitirte un proyector ahora mismo? Pues bien, aún puedes mantener vivos tus sueños de proyectar proyectando una imagen en la pared con un smartphone o una linterna.

En realidad no es tan difícil como parece y ofrece una imagen proyectada bastante decente. Pero, ¿cómo se hace exactamente? Averigüémoslo.

Utilizar una linterna para proyectar una imagen

Para proyectar una imagen en una pared con una linterna, basta con apuntar la linterna a la pared y cubrir la parte frontal de la linterna con una lente Fresnel, o lente de aumento.

A continuación, enciende la luz para que brille a través de la lente y ¡voilá! La imagen se proyectará en la pared.

También tendrás que ajustar la posición del objetivo para que pueda enfocar la imagen. Tendrás que ajustar el objetivo hasta que consigas la calidad y el tamaño de imagen que deseas.

Utilizar un smartphone para proyectar una imagen

No cabe duda de que los teléfonos inteligentes han evolucionado enormemente con el paso de los años, y pueden hacer mucho más que llamar y darnos acceso a Internet.

Sin embargo, puede que a algunos les sorprenda saber que también se puede utilizar el smartphone para proyectar imágenes en una pared.

Sin embargo, es importante subrayar que ningún smartphone tiene una configuración de proyector ya incorporada.

Sin embargo, con unos pocos retoques, puedes transformar tu smartphone en un proyector de bricolaje.

Qué necesita

  • Una caja de zapatos.
  • Un cepillo
  • Pintura negra mate, o si no puedes adquirirla, papel negro grueso.
  • Cinta adhesiva de doble cara
  • Pegamento
  • Una lupa
  • Espejo
  • Lápiz
  • Cuchillo/tijeras de precisión
  • Regla

Paso 1: Encontrar la caja y el espejo adecuados

Tendrás que colocar el espejo y la lente de aumento en la caja para que el rayo de luz del teléfono cree una imagen grande proyectada en la pared.

Para obtener una imagen final brillante, es necesario que llegue mucha luz a la lupa.

Además, necesitarás una caja bastante larga para poder cambiar la distancia entre el teléfono y la lente de proyección.

Por lo general, necesitará una caja que se ajuste a su pantalla. También necesitarás un espejo rectangular liso del mismo tamaño que tu smartphone.

Paso 2: Oscurecer el interior para obtener la mejor calidad de imagen

Con un cuchillo de precisión o unas tijeras, corta un lado estrecho de la caja exterior y la tapa de la caja.

La luz que se refleja en las paredes de la caja creará un ruido de imagen que reducirá la calidad de la imagen.

Para evitarlo, recubra el interior del proyector con papel negro mate, simplemente pegando papel negro mate en el interior del proyector.

Es bastante sencillo extender uniformemente el pegamento sobre el papel mate con un pincel.

Si no puedes conseguir papel negro mate, también puedes pintar la caja y dejar que se seque.

Paso 3: Instale la lente

Saca el mango de la lupa antes de trazar el contorno en el centro del lado estrecho que has recortado.

Con un cuchillo de precisión, recorta el contorno para poder encajar la lupa en la abertura.

Paso 4: Cree un foco que pueda ajustar manualmente

Paso 4: Cree un foco que pueda ajustar manualmente

El enfoque ajustable permite mover el objetivo con el smartphone. Puedes mejorar el enfoque construyendo una segunda caja que encaje en la caja exterior.

Cuando hayas creado una segunda caja, también tendrás que doblar cuatro hojas de papel negro que quepan en el borde de la caja. Para asegurarte de que tus medidas son precisas, utiliza una regla.

A continuación, haz unos cortes no demasiado profundos en uno de los bordes y dobla las solapas.

Con un poco de pegamento añade los lados opuestos de las solapas para que la caja sea más sólida. Por último, pega la lente a las solapas interiores de la caja.

Paso 5: Colocar el espejo en el proyector de teléfono de cartón

Ahora ya tienes un proyector que proyecta una imagen de izquierda a derecha y que también se puede poner boca abajo.

Es muy fácil dar la vuelta a la imagen. Solo tienes que desactivar los ajustes de rotación automática del teléfono.

La proyección de la imagen de izquierda a derecha se puede hacer con un espejo, lo que se consigue situando el espejo en un ángulo de 45 grados.

El espejo debe apoyarse en el borde opuesto al objetivo.

Paso 6: Hacer una ventana

Mide la pantalla de tu teléfono y utiliza estas medidas para dibujar un rectángulo en la tapa del proyector, encima del espejo.

Con un cuchillo de precisión se puede retirar el rectángulo.

Por último, coloca la lupa en la abertura que hiciste en el tercer paso del proceso, ¡y ya está!

¡Un proyector de teléfono de bricolaje! También puedes personalizar tu proyector de teléfono con pintura de distintos colores y algún material brillante.

Reflexiones finales

En muchos lugares de trabajo o espacios públicos, un proyector es un equipo crucial sin el que muchas organizaciones estarían perdidas.

Sin embargo, tener un proyector es una forma divertida de inyectar un poco de emoción a la noche de cine, pero no es necesario salir y comprar un proyector caro para hacer esto.

Esperamos que nuestro artículo te haya mostrado lo fácil que es proyectar una imagen en una pared con un teléfono o una linterna.

Si te gusta el bricolaje o las manualidades, construir tu propio proyector con tu smartphone es un proyecto divertido y sencillo que puedes hacer solo o con amigos.

Por supuesto, no tiene exactamente la calidad de un proyector real, pero sigue siendo una forma divertida de disfrutar de una noche de cine. ¿Por qué no probarlo? No tienes nada que perder.